Escaneo en 3D

Los drones, o vehículos aéreos no tripulados (UAV), están innovando la topografía común obteniendo una gran relevancia como tecnología de última generación. Los drones ofrecen como resultados topográficos nubes de puntos 3D de gran exactitud, planos con cartografía vectorial, ortofotografía métrica y fotografías con las que desarrollar trabajos cartográficos rigurosos, sustituyendo de este modo los aparatos de detección y los instrumentos de medición 3D tradicionales.

El objetivo más habitual de la topografía es llevar a la realidad los diseños que se desarrollan en los despachos de ingeniería y arquitectura así como examinar construcciones, desarrollar planes de urbanismo, administrar propiedades, asistir en movimientos de tierras y en actividades de minería. A partir de vuelos no tripulados con drones podremos efectuar levantamientos topográficos con una alta exactitud. Mapeando minuciosamente infraestructuras singulares, además de extensas superficies de tierra; consiguiendo digitalizar grandes superficies en una jornada.

Tras la operación de topografía se puede obtener en primera instancia el MDT (Modelo Digital del Terreno) georreferenciado en formato digital, para a continuación estudiarlo con un software compatible, como Pix4D, Agisoft, Photoscan,… Con ello los usuarios pueden sacarle el mayor partido posible al modelo producido de forma rápida, precisa y en cualquier momento, consultando: longitudes, peraltes, etc…